jueves, 27 de febrero de 2020

Papelería y Copics en Japón

Buenos días.

La entrada de hoy es un poco especial. Este verano tuve la gran suerte de viajar a Japón y quería compartir con vosotros una pequeña parte de lo que vimos. Porque sino, no tendría fin.
Si habéis podido visitar el país, los enamorados de la papelería como yo, ¡habréis disfrutado de lo lindo!
La mayoría de los establecimientos allí son edificios, no un local. Plantas y plantas dedicadas a todo tipo de manualidades. Incluso con trabajos en directo, en cuero, origami... Si habéis ido o tenéis pensado ir seguro que os suenan Daiso, Can Do, Tokuy Hands, Loft, Sekaido, Itoya... Hay muchísimas. Todas maravillosas.

Uno de los mas grandes que vimos estaba en Tokio, en Shibuya: Tokyu Hands. Disponía de 8 plantas de las cuales tres estaban dedicadas a materiales y herramientas craft. En la entrada tenías opción de coger un mapita de la tienda. ¡Espectacular!


Lo que iba buscando, a parte de verlo todo y morir un poquito porque todo me encantaba, y podías estar horas viendo preciosidades, eran los rotuladores Copic. Es una marca de rotuladores de tinta con base de alcohol, fabricados en Japón. Hay tres variedades: Classic, Ciao y Squech. La diferencia entre ellos es la gama de colores y la punta. Y también el precio, claro.


Los suelen usar los profesionales para pintar Manga. La gente que hace scrap hablaba maravillas de ellos. Nunca los había comprado porque, se necesitan bastantes colores para lograr el efecto de sombras deseado y en España el precio oscila entre los 4€ los baratos, Ciao. Y 7-8€ los Squech. Con lo que el desembolso es considerable.
En Japón estaban (en julio de 2019, fecha de nuestro viaje) a 2,07 y 3,15€ al cambio. En las fotos inferiores tenéis las fotos de toooooodos los colores y los precios. Me quedé alucinada. Es verdad que yo soy de pueblo, ¡pero aquello era otro mundo! Estanterías y estanterías de rotuladores, pinceles, papeles, sobres...




Huelga decir que aproveché y me compré unos cuantos, que desgraciadamente, una no va a Japón todos los días. Además, si eres turista y tu compra supera los 5000 Yenes, enseñando tu pasaporte, te descuentan las tasas ( el I.V.A. de allí). A veces, en Tokiu Hands también tienen promociones por seguirlos en Facebook y te hacen un 5% de descuento a mayores (os dejo su página). Solo tienes que enseñar un cupón como este.

La imagen puede contener: texto

Os dejo un pequeño vídeo de otra tienda que vimos. Necesitaríamos un viaje de varios meses solo para ver tiendas, jajaja. Y ya, si nos metemos en tema Manga, o electrónica, o videojuegos... ¡Una vida entera! Si os gusta su cultura y estáis pensando en hacer el viaje, no lo dudéis. La gente es maravillosa, la naturaleza exhuberante, las ciudades increíbles, los pueblos espectaculares, la comida deliciosa... Ni que decir tiene que espero poder volver y, ojalá, pudiera vivir allí una temporada... De sueños también se vive, jajaja

jueves, 10 de octubre de 2019

Marco Ikea


¡Hola, hola!

Hoy os traigo algo sencillo pero muy resultón. La decoración de un marco a juego con el papel de la habitación. Ahora que se vuelve a llevar el empapelado en las paredes, ¿qué mejor que poner algo de decoración a juego?

Estos son los materiales:

El marco es de Ikea, evidentemente 😊😊 Una palabra de madera, el papel a juego con la habitación que en este caso era una preciosidad y un gel brillibrilli para pintar la palabra.

Solo consiste en desmontar el marco y pegar el papel con el motivo. Decidí no centrar el pájaro; me gustaba más así, viéndose el árbol también. Para la maderita, un par de capas de brillibrilli de los geles de Lidl de los que os he hablado en más de una ocasión. ¡Los uso muchísimo! Pegamos la palabra, volvemos a montar y ¡listo!


¡No me digáis que en poco tiempo no tenemos un detalle precioso!

Gracias por pasaros por aquí. Me encantará leer vuestros comentarios. Biquiños.

miércoles, 14 de agosto de 2019

Porta documentos bebé.

¡Hola!

La entrada de hoy es un proyecto que no había realizado nunca, pero que seguro repetiré porque es muy práctico y precioso. Se trata de un portadocumentos de bebé para que los padres puedan guardar la cartilla, las citas, y todo lo necesario para estar al día en las vacunas y demás papeles médicos de sus hijos.


La estructura es una carpeta que recoge en este caso dos sobres, porque mi querida Linulitaque es para quién lo he hecho con un cariño inmenso,  ha tenido mellizos, y había que adaptar el formato 😃



En cada uno de ellos a modo de adorno y también para diferenciar lo el cada uno, puse el nombre con un abecedario de goma eva.

A mayores y similar a la estructura de un midori, la carpeta alberga una libreta para anotar todo lo que sea necesario. Está sujeta con una gomita, y se puede sustuir en caso de que se agote. O sacarla de la carpeta si es necesario.


En la contraportada coloqué un bolsillo como adorno y por lo que pueda tener que guardar a mayores.

La carpeta cierra con una lazada con puntilla en gris de Anitaysumundo que va sujeta con un brad en el lomo; para el que usé un color violeta a modo de contraste pero a juego con los tonos de la colección. El brad va en verde a igual que la goma.


Los papeles son de la colección de Papersforyou Sweet Bunnies. Muy dulces y sin los típicos tonos rosas o azules, pero muy lindos y dulces. 








Os dejo el vídeo para que lo veáis con más detalle.



Gracias por pasaros por aquí. Me encantará leer vuestros comentarios. Biquiños.

miércoles, 17 de julio de 2019

Cajonera Ikea tuneo en mint


Buenas. ¿Cómo va todo?

El proyecto de hoy no es scrap propiamente dicho, porque no lleva nada de papeles. Se trata de cambiar el soso aspecto de una cajonera de Ikea. Originalmente son de pino natural, sin más. ¿Un poco triste no?


Así que con un poco de tiempo y pintura, le damos un toque totalmente diferente. Quería un efecto envejecido, desgastado. Por lo tanto hay que dar primero una capa de pintura mas oscura para que al lijar sobresalga por debajo. Escogí un terracota, casi negro. Pinté todos los bordes como veis en la foto y una vez seco apliqué un poco de cera para que al lijar salga más fácil esta capa.


Después pinté todo con dos capas de verde mint. Un color que, creo, a su nueva dueña le gusta bastante. ¡Y a lijar! Esta es la parte más engorrosa porque la pintura chalk paint, al ser de base tiza, suelta mucho polvo. Os recomiendo hacerlo al aire libre. Así va saliendo la parte oscura, que es lo que hace que tenga el efecto desgastado que queremos.


Como podéis ver en las fotos, las cajoneras tienen una apertura superior para abrir el cajón. A dos de ellas les di la vuelta para ponerle unos tiradores y que quede más mono y no tan monótono. Una vez pintado todo y lijado, ya solo resta colocarlos con unos tornillitos (esto lo hizo mi inestimable ayudante/marido, que es muy preciso y así quedan perfectamente centrados 😂 Si los pongo yo... aún no habría acabado y quedarían torcidos, por supuesto😥)


Solo queda hacer un par de cartelitos para los cajones de los tiradores. Y este es el resultado. Parece más trabajo del que realmente es. Os animo a hacerlas porque quedan monísimas.


Gracias por pasaros por aquí. Me encantará leer vuestros comentarios. Biquiños.