domingo, 22 de julio de 2018

Libro de firmas comunión.

¡Hola a tod@s!

Una entrada cortita, que con estos calores no apetece ni escribir ni que te cuenten un testamento jeje. Hoy os traigo un librito de firmas para chico. El tamaño es de 25x20. Escogi restos de papeles de 30x30, divertidos pero sobrios. No me gustan mucho las colecciones de comunión de chico la verdad.
Para la portada escogí un color burdeos que contrastara con los adornos que iba añadir. Un par recortes de una página de 30x30 de Dayka y el título. Me gusta que las portadas tengan letras.


 Esta vez escogí la encuadernación de lazo, no es de las que más me gustan porque una parte de la hoja, según el ancho que uses en la parte fija, al abrirla no se aprovecha. Y no es tan cómoda como unas anillas por ejemplo. Pero queda muy resultona y no es difícil de hacer. Cordón y un detalle de ancla, tan socorrido en las comuniones para chico, para sujetarla.


Para la contraportada elegí este papel con la rosa de los vientos que hace bastante contraste con el delantero y el cordón. Sin más adornos porque la decoración impresa es muy linda y ocupa la mayor parte de la superficie.


Por ultimo os enseño la primera hoja, con otro recorte para que ponga la fecha y el lugar de la celebración. En el interior simplemente iban hojas selladas con motivos religiosos en alguna de las esquinas. El espacio en blanco del folio ya era cosa de familiares y amigos.


Es un detalle lindo para regalo, y con el tiempo un recuerdo precioso para ese día.

Gracias por pasaros por aquí. Me encantará leer vuestros comentarios. Biquiños.


miércoles, 4 de julio de 2018

Álbum para Aria.

Hola, hola!!!

¿Cómo va ese veranito? ¡Increíble que ya sea julio! No sé a vosotros pero, a mí, en este tiempo, me apetece estar en la calle y no scrapear. Pero este encargo merecía un tiempo de encierro (y ahora ya de descanso, ¡yuhuuuuu!)

Lo que más me cuesta siempre son las portadas, lo reconozco. Esta me dio bastantes quebraderos de cabeza porque no se me ocurría nada que quedase bien ni me llenase del todo. Creo que me entendéis. Pero, despues de dos días de no hacer nada, de repente, surgió la idea.


Un recorte de una de esas hojas con tarjetas, unos lazos, nubes de fieltro y muuuchas florecillas.
Dentro intenté variar entre páginas con más y menos volumen.





 Os dejo el vídeo para que lo podáis ver entero. Hay una página con sorpresa.


Y ya, por último, pero no menos importante, el empaquetado. Esta vez con olor incluido, con unas ramitas de lavanda recién recogidas.


Gracias por pasaros por aquí. Me encantará leer vuestros comentarios. Biquiños.